Ser padres primerizos es una aventura que está llena de grandes emociones, retos y responsabilidades y los primeros meses son, sin duda, los más duros y que estarán aprendiendo a conocer a su hijo y es casi imposible no cometer algún error, por ello te traemos 11 tips que te ayudarán en este nuevo proceso: 

  1. Infórmate, sin obsesiones 

Trata de informarte lo más posible. Existen millones de libros, consejos para padres primerizos y clases prenatales, pero también recuerda que hay demasiada información en internet que no vale la pena, así que no caigas en la trampa de la sobreinformación, pues vas a generar preocupaciones quizás innecesarias. 

  1. Escucha y escucha 

Escuchar consejos de quienes ya han pasado por la experiencia de ser padres siempre será positivo, habla con tus padres y abuelos, aprovecha para fortalecer lazos con familiares cercanos que ya han pasado por la situación. 

  1. Educación en pareja 

Todo respecto al bebé debe ser trabajo de dos, así que asiste con tu pareja a clases de educación prenatal, no sólo las de preparación al parto, sino también las que se centran en el cuidado del bebé, la lactancia o cualquier otra materia que tenga que ver con el primer año de vida. 

  1. Un poco de tiempo para ti 

Reserva tiempo para ti y tu pareja. Vayan al cine o vean una película, si bien el bebé es lo más importante, tú también puedes dedicarte un poco de tiempo, incluso hablar de temas cotidianos que no tengan que ver con el bebé es positivo pues creará esos espacios en los que te sientes adulto y no solamente madre. 

  1. Controla el estrés y la ansiedad 

La ansiedad y el estrés pueden surgir en cualquier momento, tu hijo llora y ya puedes pensar lo peor, es natural; sin embargo, tienes que calmarte, con la mente fría siempre

pensarás mejor, así que evita descontrolarte, hacer ejercicio, dormir bien y comer sano son rutinas que pueden ayudarte con este tema. 

  1. Lávate las manos siempre antes de cogerlo 

Haz una regla para la casa, “si no te lavas, no lo tocas”, cualquier persona que vaya a tomar al bebé debería antes lavarse las manos, es un tema muy sencillo y que evita la propagación de virus, sobre todo en esa edad donde son tan frágiles. 

  1. Aprovecha el ‘momento crema’ para hacerle masaje 

No es que los bebés necesiten crema hidratante (la mayoría no la necesitan), pero es un momento perfecto para darle un pequeño masaje: suave, sin hacer fuerza, solo moviendo un poco sus extremidades y poniendo la crema en todo el cuerpo. Este tipo de rutinas les agradan a los bebés y hacen que el baño sea aún más especial 

  1. Roles compartidos 

Preparar biberones, cambiar pañales o levantarse en el medio de la noche si el bebé llora, todo es cosa de dos. Involucrarse en el cuidado y protección del niño corresponde tanto a mamá como a papá por igual. 

  1. Amigarse con horarios y rutinas 

Crea de a pocos hábitos en tu bebé, momentos de comida, de sueño, de juego y de aseo; entre más lo acostumbres a esos horarios, más rápido aprenderá cuándo son los momentos indicados para hacerlo, generando una buena conducta en el bebé 

  1. Buscar ayuda está bien 

Nadie dijo que por tenerlo ya eres el padre o madre perfecto. Por eso, si tienes problemas en tu relación o en la rutina y crees que podrías estar deprimido, la recomendación es hablar con un terapeuta o con tus amigos cercanos, así podrás evitar que esta situación afecte a tu nueva familia. 

  1. No son de porcelana 

Sí son frágiles y necesitan constantemente de tu protección, pero no significa que vayan a quebrarse o a romperse por una caída o por un golpecito, ellos también están aprendiendo, así que tienes que normalizar que les pueden pasar algunos accidentes, caerse y tropezar también hace parte del aprendizaje en la vida. 

Por último, el mejor consejo, disfruta cada segundo junto a tu bebé, porque son años que no volverán. 

Referencia: 

https://www.vivus.es/blog/guia-basica-para-padres-primerizos 

https://www.nutriben.es/bebe/padre-primerizo-18-consejos-para-los-nuevos-papas https://kidshealth.org/es/parents/guide-parents-esp.html

Share on facebook
Share on twitter

Deja un comentario