Nuestro pediatra habla sobre:

Alimentación durante el embarazo

El embarazo, considerado una condición natural, no una enfermedad, merece especial atención al tratarse de garantizar el crecimiento y desarrollo normal del bebé que se está formando. Durante el embarazo hay un cambio total en el funcionamiento del organismo, tanto metabólico, como hormonal y emocional que puede generar molestias, especialmente digestivas expresadas con náuseas, vomito y rechazo a algunos alimentos. Siendo esto un fenómeno natural impredecible, es importante que la madre tome conciencia sobre la importancia de una alimentación completa, suficiente y balanceada, sin restricción alguna, salvo aquellos alimentos que tradicionalmente han generado algún tipo de intolerancia. 

Estudios con amplio soporte científico han demostrado que la madre debe recibir los nutriente básicos, tales como Proteínas (animal y vegetal), carbohidratos y grasas, además de vitaminas, minerales (hierro, calcio,zinc), ácido fólico y probióticos, estos últimos elementos indispensables en el desarrollo inmunológico.  

Hay que recalcar que durante el embarazo siempre debe haber un incremento de peso moderado, que puede estar modificado o bien por restricción alimenticia y dietas inadecuadas o bien por exceso de comida, bajo la creencia que «hay que comer por dos» para que el bebé pueda nacer saludable, poniendo en riesgo la vida de los dos.  

Finalmente, debe tenerse en cuenta que durante el último mes ( semana 36 a 40) la madre le transfiere el bebé la mayor cantidad de micronutrientes que el niño va a utilizar en los primeros 4 a 6 meses de vida que son los de más rápido crecimiento y determinantes de un óptimo estado de salud.  

Share on facebook
Share on twitter

Deja un comentario