Como cuidadores de sueños, una de las primeras preguntas cuando empiezas el camino de
ser padre, es ¿qué tipo de cuna debo comprar? Porque, aunque pocos lo crean, existe una
gran variedad de tipos de cuna que varían en su tamaño, su material y su precio, por eso,
antes que irte a comprar la primera cuna que veas, conoce todos los tipos que existen para
tomar la mejor decisión para tu bebé.

  1. Cuna Clásica
    Como cuidadores de sueños, una de las primeras preguntas cuando empiezas el camino de ser padre, es ¿qué tipo de cuna debo comprar? Porque, aunque pocos lo crean, existe una gran variedad de tipos de cuna que varían en su tamaño, su material y su precio, por eso, antes que irte a comprar la primera cuna que veas, conoce todos los tipos que existen para tomar la mejor decisión para tu bebé.
  2. Cuna clásica
    Es la primera que a todos se nos viene a la cabeza, la cuna de siempre de barrotes y madera, aunque en la actualidad existen diferentes materiales, como plásticos que te permiten más opciones. En términos generales, es la opción más fácil de encontrar en el mercado, tienen como beneficio que vienen en tamaños estándar que pueden durar entre año y medio y dos años, lo cual es una vida bastante larga para una cuna; como contra, este tipo de cunas no suelen ser desarmables, por lo cual no son funcionales para padres que viajen o mucho o que no tengan una vivienda fija.
  3. Cuna Convertible
    Este tipo de cunas permite transformar la cama del bebé en diferentes espacios como un sofá o una salita de juegos, incluso, las más avanzadas, dan la opción de cambiar el tamaño a medida que el bebé crece, son opciones multifuncionales que a largo plazo son una excelente solución, sin embargo, dentro del mercado pueden ser las más costosas.
  4. Cuna Funcional
    Si lo que buscas es un espacio que te dé un poco más, esta cuna es ideal para ti, son cunas que vienen dotadas con muebles anexos tipo cajoneras, lo cual viene muy bien para esos espacios que se quedan cortos de dónde guardar las cosas del bebé. Como contra, claramente esta cuna se convertirá en un mueble más de tu casa, así que en el momento que la reemplaces, seguramente debes ir pensando en la cajonera que necesitarás, por otro lado, son cunas fijas, es decir que no permiten portabilidad y son difíciles de mover
  5. Cuna plegable
    Las cunas plegables son una excelente opción para padres que viajen mucho o que tengan muchos espacios en casa y no quieren perder de vista a su bebé, son cunas hechas para desarmarse con facilidad y suelen ser muy versátiles pues se acomodan tanto a la casa como a los viajes. Como contra, estas cunas suelen ser muy funcionales en los primeros meses del bebé, pero a medida que crece, son difíciles de encontrar o simplemente se pierden pues no vas a dar con el tamaño.
  6. Cuna anexa
    Esta última opción es muy recomendable para los primeros tres meses de vida del bebé, se trata de pequeñas camitas auxiliares que quedan pegadas a la tuya, son excelentes para no perder de vista a tu bebé ni un segundo; sin embargo, pueden incomodar tu propio sueño si no te habitúas, además, a medida que el bebé crece, es más difícil de encontrarlas.

Por último, sólo queremos decirte que sin importar la cuna que elijas, lo importante es buscarla con tiempo y con cuidado, el mismo que te tomas para elegir la variedad de Baby Dreams que tu bebé necesita.
¡Recuerda que nosotros y tú, somos cuidadores de sueños!

https://eresmama.com/6-tipos-de-cunas-para-bebes/
https://thedomfamily.com/a-step-by-step-guide-on-how-to-choose-a-crib/

Share on facebook
Share on twitter

Deja un comentario