Poner música a los bebés desde que están en el vientre es muy positivo para su desarrollo social y emocional, la música permite que el niño se relaje y permanezca tranquilo; por ello se le aconseja a las mujeres embarazadas que pongan música clásica a sus bebés a través de audífonos. Eso sí, recuerda que no solo se trata de que él esté relajado, tú también como madre debes estarlo para transmitirle esta sensación. 

Qué es y cuáles son sus beneficios 

El efecto Mozart surgió en la década de los 90 después de la investigación realizada por la psicóloga Frances Rauscher en la Universidad de California Irvine donde se invitó a varios estudiantes a escuchar música clásica de Mozart durante quince minutos, antes de hacer unas pruebas de razonamiento. Después de estas pruebas se comprobó que los resultados eran mejores de los habituales y los estudiantes pudieron relajarse antes de iniciar a contestar las preguntas. 

Desde ese momento, se considera un método efectivo para fomentar actitudes positivas de concentración y relajación en los bebés. Entre los beneficios que se cuentan con la música están aumentar la actividad inmunitaria de tu bebé, es decir reforzar su sistema inmunológico de forma natural; reducir los niveles de estrés generando menos llantos en el bebé, y aumentar las horas de sueño. 

Cómo hacer un micro concierto para tu bebé 

A partir de la semana 16-20 de embarazo los bebés ya pueden oír y, aunque no entienda lo que escucha, lo cierto es que sí siente la emoción, musicalidad o el tono de dichas palabras, lo que le puede trasladar unos sentimientos u otros, si el bebé ya ha nacido, ponerle música antes de irse a dormir ayuda a relajarse y descansar bien durante toda la noche. 

Es importante que el niño empiece a relacionar la música con actitudes positivas o con actos que sean significativos para él, por eso, siempre ponle 15 o 20 minutos de música antes de dormir y durante los momentos del baño, no olvides que él también siente lo que tú sientes, así que al poner la música siempre trata de estar tranquila y relajada, transmitiendo siempre calma a tu bebé. 

¿Solo música clásica? 

Por supuesto que no, usa la música que más te guste, más que música clásica, se trata de poner algo agradable y tranquilo, puede ser música de fiesta, baladas, incluso rock, siempre y cuando no alteres a tu bebé será positivo. 

Existen además muchísimos grupos que han dedicado canciones a sus hijos y han creado música para bebés que también pueden servirte en el caso que quieras buscar otras opciones, eso sí, fíjate en el rostro de tu bebé, él te dirá si lo aprueba o no. 

Eso sí, no olvides que hay una música y un instrumento que tu bebé valora más que el resto, tu voz. Cántale siempre que sea posible, háblale, dedícale tu voz y dile por qué él es lo más importante. 

Referencia: 

https://www.guiainfantil.com/fiestas/mozart/ninos.htm 

https://www.hola.com/ninos/2017032292592/efecto-mozart-para-tu-bebe-musica-clasic a-hk/ 

https://www.bebesymas.com/desarrollo/el-efecto-mozart-musica-para-bebes

Share on facebook
Share on twitter

Deja un comentario